La sonrisa es la mayor expresión de felicidad que el cuerpo humano puede esbozar sin la necesidad de usar palabras. Es tan potente que, incluso sin ver la boca, podemos darnos cuenta que una persona está sonriendo. Sin embargo, contrario a lo que la mayoría piensa, no hay un solo un tipo de sonrisa, sino que existen casi 20 variedades de ellas.

El psicólogo estadounidense, Paul Ekman, experto en el estudio de las emociones y su relación con las expresiones faciales, ha logrado identificar 18 modalidades distintas, basadas en 15 combinaciones entre los distintos músculos de la cara.

La más conocida es la llamada “sonrisa de Duchenne”, que involucra la contracción de los músculos cigomáticos mayor y menor, produciendo además arrugas alrededor de los ojos. Esta es considerada como la única que genuinamente expresa felicidad.
¿Qué otro tipo de sonrisas existen? La “sonrisa de resignación” (que suele ser torcida, comprometiendo solo un lado de la boca), la “sonrisa triste” (que eleva el labio inferior y contrae frente y cejas) la “sonrisa cruel” (que eleva el labio superior, mostrando los dientes y contrae las cejas), entre otras.

Pero cabe preguntarse entonces cómo podemos reconocer una sonrisa falsa. Los expertos señalan que debe contener los siguientes elementos: ser asimétrica, no comprometer los músculos de los ojos y debe aparecer demasiado bruscamente o ser sostenida en exceso (generalmente más de cinco segundos). Los estudios han llegado incluso más lejos, pudiendo identificarlas incluso mediante un electroencefalograma, ya que la genuina involucra el lado izquierdo del cerebro, mientras que la sonrisa falsa activa el área frontal derecha.

Aprovecha nuestras promociones de septiembre y cuida tu sonrisa con Yany. Más información aquí