¿Te duelen los dientes al comer o beber productos calientes o fríos? La sensibilidad dental se presenta como una molestia dental por la exposición de la dentina (parte interna del diente) al estar en contacto con un estímulo caliente, frío o dulce.

5 causas de los dientes sensibles

La sensibilidad dental puede ser provocada por una mala alimentación o ciertos hábitos diarios que al realizarlos de manera incorrecta pueden dañar el esmalte de tus dientes.

  1. Pastas blanqueadoras: Actualmente lucir dientes blancos es lo más importante en nuestro entorno social, por lo cual existen pastas blanqueadoras de libre venta, que dentro de sus ingredientes poseen peróxidos encargados de la acción blanqueadora. Sin embargo, el utilizar este tipo de productos constantemente puede ocasionar problemas en las superficies de tus dientes dando lugar a la sensibilidad dental.
  2. Desgaste dental: El diente es un órgano integrado por esmalte (lo que recubre el diente), dentina (la capa que rodea directamente el nervio) y pulpa dental (en el centro del diente). Cuando el esmalte se desgasta, brinda menos protección y los miles de conductos diminutos que van al centro del nervio dental quedan expuestos.
  3. Cambios de temperatura: Cuando se tiene un esmalte débil la sensibilidad dental puede presentarse al consumir alguna bebida caliente o café, un helado o un dulce pegajoso y duro que resiente el diente al hacer fuerza o morderlo.
  4. Productos ácidos : El consumo en exceso de bebidas ácidas provocan erosión en el esmalte, así como el bruxismo o incluso un diente astillado o quebrado hace que se exponga la dentina. Es por esto que debes evitar el consumo excesivo de bebidas ácidas como: el vino, los jugos naturales,el té helado, las bebidas gaseosas, bebidas energéticas y las isotónicas que dañan en considerablemente el esmalte dental.
  5. Encías retraídas : Al ejercer mucha fuerza sobre las encías durante el cepillado puede provocar que se retraigan con el paso del tiempo, exponiendo la superficie de la raíz, esto puede provocar molestias incluso al hablar. Tu cepillado debe ser efusivo pero no brusco evitando el sangramiento de encías y la deformación de estas mismas.

Considera estos importantes consejos para mantener una sonrisa más saludable cada día. No olvides que debes visitar a un odontólogo cada seis meses para mantener una mejor salud bucal.

 

 

Recuerda que en Clínica Yany, cuidamos de tu salud bucal y te ofrecemos los aranceles más convenientes y con la mejor calidad en todos tus tratamientos odontológicos. Evalúate ahora sin costo, programa una cita al +56 2 2585 4250 o búscanos en www. yany.cl.