¿Quién no ha sufrido alguna vez de un intenso dolor de muelas?

El dolor de muelas es una situación que afecta muchas personas, quienes de forma repentina y sin previo aviso, comienzan a padecer una punción intensa y desagradable dentro de su boca. Muchas veces dejamos pasar el dolor, pensando que es algo repentino, sin embargo, si en dolor es permanente, es necesario recurrir a un dentista rápidamente ya que puede ser una infección o una carie más preocupante.

Este dolor puede ser causa de una mala higiene dental, procesos infecciosos, caries, la salida de las muelas del juicio, un absceso, sinusitis, una lesión o golpe en la mandíbula. Incluso puede suceder después de algún procedimiento practicado por nuestro odontólogo de cabecera, es por eso que es mejor prevenir antes que lamentar. 

Lo irritante de esta afección es que muchas veces el dolor es tan intenso que se interpone con nuestra vida normal y pareciera que nos lleva al tope de nuestra resistencia física y psicológica. Pero no te desesperes, la buena noticia es que si nos encontramos en una emergencia, podemos recurrir a serie de remedios que es posible encontrar en el botiquín de primeros auxilios o en la despensa de nuestra casa. Sin embargo, debes tener claro que si el dolor perdura, necesitas ir al dentista de inmediato para descartar cualquier enfermedad bucal. 

  • Aplíca una bolsa con hielo : Envuelve el hielo en una bolsa de tela y aplicalo en la zona en que tienes dolor, este ayudará a desinflamar y calmar las molestias.
  • Hilo dental : Es probable que el dolor esté siendo causado por la acumulación de restos de comida entre tus muelas o dientes, por lo que una profunda limpieza con hilo dental y tu cepillo podrían ayudarte a mejorar.
  • Canela : La canela es un antiguo remedio para aliviar el dolor de muelas. Mezcla canela en polvo con agua y aplícalo sobre la zona afectada.
  • Clavo de olor : Según la Biblioteca Nacional Médica de Estados Unidos, esta especia contiene eugenol, sustancia utilizada en odontología como analgésico tópico para manejar el dolor durante algunos procedimientos dentales. Por lo que gracias a sus cualidades antibacterianas, antisépticas y anestésicas, te ayudarán a paliar el dolor. Muele 3 clavos de olor y ponlos dentro de una media, filtro de café o bolsa de tul. Posteriormente aplícalo en el lugar donde punza el dolor.
  • Agua oxigenada : Debido a su capacidad antibacteriana, aplicar agua oxigenada a una carie puede aliviar los síntomas temporalmente.
  • Enjuague de sal marina : Mezcla agua tibia y sal de mar, luego procede a hacer gárgaras. La capacidad cicatrizante de la sal te ayudará a deshinchar la lesión y aliviará el dolor después de algún procedimiento quirúrgico

Si presentas molestias, recuerda agendar una hora con tu odontólogo a la brevedad;  pero si el dolor se hace insoportable y necesitas asistencia inmediata, recuerda que nuestra Clínica en Providencia atiende todos los días en su Unidad de Urgencias.

¡No olvides que la salud de nuestra boca es uno de los pilares fundamentales para una vida sana y longeva!