A continuación, te entregamos 5 soluciones sencillas para calmar la ansiedad y el dolor que produce la aparición de los primeros dientes de tu bebé.

La dentición es un proceso que sucede en dos etapas, la primera entre los 5 y 6 meses, y la segunda alrededor de los dos años. En este periodo, será necesario empezar con los primeros cuidados de limpieza. Además, tu bebé experimentará una serie de dolores ligados a la salida y desarrollo de los dientes.

Se inflamarán sus encías, segregará más saliva, padecerá de fiebre, no tendrá apetito y tendrá dificultades para dormir. La buena noticia es que existen algunas soluciones para calmar a tu bebé en este momento tan difícil.

  • Cosas frías : Puedes enfriar un chupete o algún juguete especial para la dentición en el refrigerador. Sólo asegurate que no se pongan lo suficientemente duro como para dañar al bebé.
  • Alimentos fríos : Si tu bebé ya come alimentos sólidos, puedes darle yogurt, jaleas y compotas frías para calmar el dolor.
  • Masticar :  Los juguetes de dentición y lactancia están hechos especialmente para esta etapa, ya que están fabricados de silicona. Los juguetes para la dentición generan presión sobre las encías del bebé, esto ayudará a distraer la atención del dolor que siente.
  • Paño con manzanilla : Moja una toalla con té de manzanilla y después ponla un rato en el refrigerador a enfriar. La cualidad tranquilizante de la manzanilla ayudará a masajear los bultos y encías de tu bebé, mientras que el frío anestesiará su dolor.
  • Paletas frutas heladas : Es posible antestesiar las molestias con paletas de frutas heladas de elaboración propia y sin azúcar.
  • Rescue remedy : En un frasco mezclar 7 gotas de “Flores de Bach” con agua e intentar mojar la boca al bebé varias veces al día. Mezclar 10 gotas de “Rescue Remedy” con aceite de bebé, y hazle un masaje en pies y muñecas.
  • Collar de ámbar : El ámbar se destaca por poseer propiedades medicinales para aliviar los dolores de los bebés. El ámbar original libera ácido succínico al entrar en contacto con el calor del niño. Este ácido es conocido por acelerar la curación de heridas y reducir la inflamación y los dolores, entre otros beneficios para los bebés.
  • Analgésicos : Según la Enciclopedia Médica Nacional de los Estados Unidos, algunos medicamentos como el paracetamol y el ibuprofeno, pueden ayudar cuando el niño está muy irritado o molesto. También algunos geles de dentición o preparaciones para frotar las encías en bajas dosis pueden ser útiles para calmar las molestias.
  • Amor y comprensión : Acurrucarlo y reconfortarlo en tus brazos ayudará a tu bebé a superar el dolor.

Si tienes dudas acerca de cómo enfrentar este proceso, te invitamos a programar una hora con los especialistas en odontopediatría.