¿Dulce o travesura?, será la frase que muchos niños dirán la noche del 31 de octubre cuando salgan a pedir golosinas por Halloween, pero este aumento en el consumo de dulces incrementa de forma notoria el riesgo de caries.

Lo realmente aterrador de Halloween es tener una boca con caries. Las bacterias de la boca se alimentan de azúcares, y al hacerlo producen ácidos que erosionan el esmalte dental perforando los dientes. Las caries dentales avanzan rápidamente en los dientes temporales o de leche, presentes desde los 6 meses de vida hasta los 12 años, debido a que el esmalte es más delgado y el nervio está más próximo a la superficie, a diferencia de los permanentes.  una caries en estos dientes puede provocar dolor intenso y requerirá una atención precoz.

 

Para reducir el riesgo de caries dentales, es importante seguir los siguientes consejos:

 

  • Elige golosinas que pueden comerse rápida y fácilmente para limitar el tiempo en que el azúcar está en contacto con los dientes, sugiriendo el chocolate, porque es uno de los dulces menos riesgosos dado que es lavado con mayor facilidad por la saliva bucal.
  • Entre los dulces más riesgosos están los que se pegan a dientes y grietas molares, como los masticables, calugas, gomitas y bombones frutales. También, en lo posible, debemos evitar caramelos duros, estos permanecen en la boca demasiado tiempo, prolongando el período en que las bacterias se alimentan de las golosinas y producen ácido.
  • Consumir los dulces luego de las comidas, como reemplazo del postre. Durante las comidas se genera mayor cantidad de saliva, lo que ayuda a que los dientes se limpien de bacterias.
  • Evitar que los niños consuman dulces entre horas a lo largo del día, dado que los dientes quedan continuamente expuestos a los ácidos que provocan caries.
  • Asegúrate que cepille sus dientes luego de cada consumo de dulces: cuando comemos alimentos con azúcar, los dientes sufren el ataque de los ácidos durante 20 minutos.  al cepillar los dientes, se evita el inicio de este proceso. Procura que beba agua durante el consumo de golosinas, además si se dificulta cepillar los dientes luego de comer cada dulce, se puede incentivar a los niños a beber agua, lo que ayuda a  disminuir las bacterias que provocan el riesgo de caries.
  • Usa hilo dental: es importante enseñarle a los niños a ocupar la seda o hilo dental con cuidado ya que puedes dañar tus encías al ejercer demasiada presión. El uso adecuado del hilo dental ayuda a eliminar las bacterias entre dientes, reforzando el cepillado.
  • Aplicar sellantes: esta resina cubre las grietas molares protegiéndolas del ataque de bacterias y caries. Es ideal aplicar el sellante en una cita al dentista antes de Halloween.
  • Dosificar la entrega de caramelos: La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo de 25 gramos al día, esto es máximo tres dulces y un chocolate pequeño.
  • Restringe otro tipo de alimentos que contengan grandes cantidades de azúcar como el kétchup, galletas chocolatadas, cereales azucarados, bebidas y jugos antes, durante y después de Halloween.

 

Recuerda que en Clínica Yany, cuidamos de tu salud bucal y te ofrecemos los aranceles más convenientes y con la mejor calidad en todos tus tratamientos odontológicos. Evalúate ahora sin costo, programa una cita al +56 2 2585 4250 o búscanos en www.yany.cl