Las carillas, ya sean de porcelana o de resina ofrecen una solución natural, rápida y personalizada para mejorar la sonrisa de cada persona y además son muy duraderas.

Sin embargo, para que esta última característica se cumpla, es fundamental que el paciente tenga una serie de cuidados con ellas.

No hay que olvidar que por mucha resistencia que ofrezcan las carillas hoy en día, éstas son, en definitiva, unas finas láminas añadidas a la superficie del diente, por tanto, debemos cuidarlas tanto o más que a nuestras piezas dentales naturales.

  1.  Comidas y bebidas con coloración

Si bien este punto no es importante tenerlo en cuenta en el caso de llevar carillas de porcelana, sí juega un papel fundamental en el supuesto de que tengamos carillas de resina. Este material que se tiñe con el paso del tiempo y con el consumo de alimentos y bebidas que tienen mucha coloración.

Ejemplos de dichos alimentos o bebidas podrían ser los siguientes: café, vino tinto, té, refrescos de cola, chocolate negro, frutos rojos, curry, salsa de soja…

  1. Tabaco

Fumar también mancha las carillas de resina, si llevas este tipo de carillas dentales te recomendamos tener especial cuidado con dicho hábito y evitar su consumo lo máximo posible.

  1. Alimentos duros

Es muy importante tener en cuenta, independientemente del material con el que están hechas nuestras carillas, que tipo de alimentos ingerimos diariamente. Cualquier alimento muy duro – o incluso pegajoso – pone en peligro nuestras carillas, ya que pueden desprenderse o, peor aún, romperse.

  1. Higiene bucal

Aunque no llevemos carillas, es importante tener una buena rutina de higiene bucal para mantener dientes limpios y sanos. Los buenos hábitos de higiene no solamente hacen que las carillas duren más años, sino que también se conserven sus propiedades estéticas durante más tiempo.

  1. No uses tus dientes como herramienta

Muchas veces utilizamos nuestros dientes como si fueran herramientas para abrir o romper distintas cosas, tales como embalajes, cáscaras de frutos secos, morder lápices, etc..

Se recomiendo no realizar estas actividades y tener cuidado con esto, ya que no sólo te puede costar que una carilla sino que puedes fracturar o astillar alguna pieza dental.

  1. Bruxismo

Si tienes bruxismo, es importante que te acostumbres a llevar una férula de descarga, o plano de relajación, por las noches. De esta manera, evitarás hacer presión sobre la mordida y el desgaste de las piezas dentales que contactan entre ellas, por lo tanto la férula evitará que se rompan las carillas.

  1. Protector bucal

Los protectores bucales están indicados en personas que practiquen deportes de contacto como el fútbol, el baloncesto, el rugby, el hockey, el boxeo, el kickboxing o cualquier arte marcial. Nuestro consejo como clínica odontológica es que utilices este implemento al realizar algún deporte aunque no te hayas sometido a ningún tratamiento de estética dental.

De esta manera, podrás evitar que los dientes o las carillas se fracturen en las caídas o choques accidentales que se producen en este tipo de deportes.

  1. Mantenimientos y revisiones

Aunque las carillas de porcelana no necesitan mantenimientos periódicos, las de resina sí los requieren. Los mantenimientos consisten en acudir periódicamente a un especialista para que lleve a cabo un pulido de las carillas.

 

 

Una vez tengas las carillas ya colocadas, es importante que hagas caso a los consejos que te dé el especialista es importante acudir a todas las citas y/o revisiones, siguiendo todas las indicaciones respecto al cuidado de las carillas.

En nuestra clínica contamos con estos servicios en todas nuestras sucursales, ven a conocer todos los servicios que tenemos disponibles y deja el cuidado de tu sonrisa en manos de expertos.

 

 

Recuerda que en Clínica Yany, cuidamos de tu salud bucal y te ofrecemos los aranceles más convenientes y con la mejor calidad en todos tus tratamientos odontológicos. Evalúate ahora sin costo, programa una cita al +56 2 2585 4250 o búscanos en www.yany.cl.