El café o el té bebidas de alto consumo en todo el mundo afectan de diversas formas nuestros dientes; oscureciendo el esmalte, reduciendo el brillo natural y dejando un color amarillento poco estético. Además, la deshidratación que genera el café hace que las células muertas de nuestras mejillas se mantengan por mayor tiempo generando en ocasiones mal olor.

Pero no te preocupes, no es necesario que elimines tu café matutino o la hora del té por la tarde. Pues estos efectos adversos se pueden reducir lavando tus dientes por lo menos tres veces al día, de esta manera ayudarás a eliminar los residuos que pueden afectar con el tiempo tu dentadura.

Recuerda que en Clínica Yany, cuidamos de tu salud bucal y te ofrecemos los aranceles más convenientes y con la mejor calidad en todos tus tratamientos odontológicos. Evalúate ahora sin costo, programa una cita al +56 2 2585 4250 o búscanos en www.yany.cl