Hace unos años, se creía que para desarrollar su esqueleto, el bebé en gestación, absorbía grandes cantidades de calcio de la madre desde sus propios huesos o incluso sus dientes. Hoy sabemos que esto no es así y que el feto adquiere sólo los nutrientes necesarios para su desarrollo desde la alimentación de la madre.

Sin embargo, si la alimentación de la madre  tiene un déficit de calcio, el bebé sí necesitará  recurrir a las reservas óseas de la madre, pero no a los dientes principalmente.

La movilidad dentaria, que puede producirse durante el embarazo, está relacionada con la gingivitis del embarazo (hablaremos de ella en otro artículo), y no con la presunta apropiación de calcio por parte del bebé. Por eso muy importante que en esta etapa la mujer lleve una dieta equilibrada, rica en alimentos que contengan este mineral o que lo suplemente con un multivitamínico.

Así que si estás embarazada o conoces a una mujer que lo esté, recomiendale acudir al dentista lo antes posible para prevenir la aparición de esta u otras enfermedades dentales. Y recuerda siempre informar el estado de embarazo previo a la toma de radiografías, además mantén informado a tu ginecólogo de los tratamientos dentales que te realices. El estar embarazada no te excluye de los controles o tratamientos dentales, además tienes el programa GES EMBARAZADA que busca promover el cuidado de la salud dental incluso en esta etapa.

Recuerda que en Clínica Yany, cuidamos de tu salud bucal y te ofrecemos los aranceles más convenientes y con la mejor calidad en todos tus tratamientos odontológicos. Evalúate ahora sin costo, programa una cita al +56 2 2585 4250 o búscanos en www.yany.cl